Tu comida impacta más tu salud que tus propios genes

¿Cómo los alimentos adecuados para ti pueden conducir a un intestino más sano y una mejor salud?

La dieta ayurvédica no se basa en contar calorías, vitaminas, grasas, proteínas o carbohidratos, más bien tiene que ver con las reacciones del cuerpo con la comida, son procesos químicos. Tus doshas reaccionan, se equilibran o desequilibran según la forma en la que vives y cada alimento que consumes se procesa en el tracto intestinal, descomponiendo los nutrientes esenciales y desencadenando reacciones de bacterias.

Nuestro cuerpo tiene más microorganismos que células humanas.

Gracias a la microbiología sabemos que la población de la microbiota, es decir los microorganismos en el cuerpo humano, es 10 veces mayor que las células en toda nuestra fisiología.

Tu microbiota cumple principalmente estas funciones:

  • hace de primera barrera contra agentes dañinos
  • ayuda a la digestión
  • participa en la degradación de toxinas
  • contribuye a la maduración del sistema inmune

Los científicos saben que los billones de bacterias y otros microbios que viven en nuestros intestinos juegan un papel importante en la salud, lo que influye en nuestro riesgo de desarrollar obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y una amplia gama de otras afecciones.

El largo estudio internacional Predict

Estos nuevos hallazgos provienen de un estudio internacional de nutrición personalizada llamado Predict, que es el proyecto de investigación más grande del mundo diseñado para analizar las respuestas individuales a los alimentos. Iniciado en 2018 por el epidemiólogo británico Tim Spector, el estudio ha seguido a más de 1,100 personas adultas en su mayoría sanas en los Estados Unidos y Gran Bretaña, incluidos cientos de gemelos idénticos y no idénticos.

Los investigadores recopilaron datos sobre una amplia gama de factores que influyen en el metabolismo y el riesgo de enfermedad. Analizaron las dietas, los microbiomas y la grasa corporal de los participantes. Tomaron muestras de sangre antes y después de las comidas para observar sus niveles de azúcar en sangre, hormonas, colesterol e inflamación. Controlaron su sueño y actividad física. Y durante dos semanas les hicieron usar monitores de glucosa continuos que rastreaban sus respuestas de azúcar en sangre a diferentes comidas.

Los investigadores se sorprendieron al descubrir que la genética desempeñaba solo un papel menor en la configuración del microbioma de una persona.

Por lo tanto nuestros microbiomas, están determinados en gran medida por lo que comemos. Al analizar las dietas, la salud y los microbiomas de más de mil personas, los investigadores llegaron a estas conclusiones:

Una dieta rica en alimentos naturales y llena de nutrientes mejoraban el crecimiento de microbios beneficiosos que promovían una buena salud. Mientras que comer una dieta llena de alimentos altamente procesados ​​con azúcares agregados, sal y otros aditivos tuvo el efecto opuesto, promoviendo microbios intestinales que estaban relacionados con una peor salud cardiovascular y metabólica.

“No existe una dieta que funcione para todos”

Esto ya nos lo decían los antiguos rishis ayurvédicos, pero ahora los investigadores de la salud han encontrado que lo que las personas comen tiene un impacto más poderoso en la composición de sus microbiomas que sus propios genes. También descubrieron que una variedad de alimentos vegetales y animales estaban relacionados con un microbioma más favorable. Un factor crítico fue si las personas consumían alimentos super procesados ​​o no. Las personas que tendían a comer alimentos mínimamente procesados ​​como verduras, frutos secos, huevos y pescados tenían más probabilidades de albergar bacterias intestinales beneficiosas.

El consumo de grandes cantidades de  refrescos y bebidas azucaradas, llenas de conservantes y aditivos, harinas refinadas que encontramos en alimentos como el pan y bollería industriales y carnes procesadas, se asoció con microbios relacionados con una mala salud metabólica. El mensaje es: “comer tantos alimentos integrales y sin procesar como sea posible” (1) Lo que esta investigación muestra claramente es el vínculo entre la calidad de los alimentos que comemos, la calidad de nuestros microbiomas y, en última instancia, los resultados en nuestra salud.

“Necesitamos personalizar la dieta” dicen los expertos

Los hallazgos apuntan a que podrían algún día ayudar a los médicos y nutricionistas a prevenir o quizás incluso tratar algunas enfermedades relacionadas con la dieta, permitiéndoles preescribir dietas personalizadas a las personas en función de la composición única de sus microbiomas y otros factores. “Muchos estudios sugieren que no existe una dieta única que funcione para todos, necesitamos personalizar la dieta”. Cada cuerpo es un mundo y debería considerarse individualmente.

El nuevo estudio (2) encontró que, si bien algunos alimentos eran generalmente mejores para la salud que otros, diferentes personas podrían tener respuestas metabólicas tremendamente diferentes a los mismos alimentos, mediadas en parte por los tipos de microbios que residen en sus intestinos.  

CONCLUSIÓN DEL ESTUDIO

1- Come tus alimentos lo menos procesados que te sea posible.

2- Una dieta basada en alimentos super procesados con azúcares añadidos y sal, promueve los microbios intestinales relacionados con la obesidad, las enfermedades cardíacas y la diabetes.

3- Las respuestas individuales a los alimentos nos conducen a la necesidad de una dieta personalizada. 

Lo que encontramos en nuestro estudio fue que la misma dieta en dos personas diferentes no conduce al mismo microbioma, ni conduce a la misma respuesta metabólica, hay mucha variación“(2)

Se encontró que los gemelos idénticos compartían solo el 34% de los mismos microbios intestinales, mientras que las personas que no estaban emparentadas compartían alrededor del 30% de los mismos microbios. En cambio, la composición del microbioma de cada persona parecía estar impulsada más por lo que comían, y los tipos de microbios en sus intestinos desempeñaban un papel importante en su salud metabólica.

Los “bichos” intestinales buenos o malos dependen de una dieta adecuada

 

Los investigadores identificaron grupos de los llamados bichos intestinales buenos, que eran más comunes en personas que consumían una dieta diversa rica en plantas con alto contenido de fibra, como espinacas, brócoli, tomates, frutos secos y semillas, así como alimentos de origen animal mínimamente procesados ​​como pescado y yogur desnatado.

También encontraron grupos de bichos intestinales “malos” que eran comunes en personas que consumían regularmente alimentos ultra procesados. Un denominador común entre los alimentos ultra procesados ​​es que tienden a contener muy poca fibra, un macronutriente que ayuda a nutrir buenos microbios en el intestino

     Fuentes:

  1. Revista The Times: Dra. Sarah E. Berry, científica en nutrición del King’s College London y coautora del nuevo estudio, que se publicó recientemente en “Nature Medicine”.
  1. Andrew T. Chan, coautor de la estudio y profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital General de Massachusetts.

¿Cuándo comenzó la lucha por los microorganismos?

 Ninguna medicina natural o tradicional, ni la ayurvédica, ni la china, ni la tibetana, ni la hipocrática…ninguna reconoce que los microorganismos externos: virus, bacterias, hongos … son la causa de la enfermedad.

Desde la invención del microscopio en el siglo XIX donde se descubren los microorganismos, una parte de científicos y médicos con una visión colaboracionista, confirmaron que esos minúsculos “bichitos” cumplían una función biológica que hasta ese momento era desconocida.  Esa visión “colaboracionista” de microorganismos “amigos”, se enfrentaba a la visión “belicista” de los microorganismos “enemigos”.

En plena revolución química e industrial Louis Pasteur, doctor en química y empresario, lideró la teoría de la infección y ahí fue, con la industria química, cuando se empezó a levantar la idea de infección por microorganismos como la única posibilidad de origen de las llamadas enfermedades infecciosas. Sin hacer los estudios necesarios para comprobar esta teoría se empezaron a crear todo tipo de productos químicos y vacunas para combatirlos. Pero nació la Microbiología, y ya a nuestros “bichitos” los empezamos a mirar con otros ojos.

http://www.ayuseduca.org/2016/10/25/

La-conexion-intestino-cerebro-como-tu-digestion-afecta-a-tu-felicidad

Etiquetas
Últimos artículos
La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

A menudo se nos dice que debemos alcalinizar nuestros cuerpos para una salud óptima y, sin duda, la dieta moderna,…
La planta que rejuvenece la mente

La planta que rejuvenece la mente

En las antiguas escrituras ayurvédicas la planta Brahmi siempre se ha considerado como un rejuvenecedor del cerebro, siendo capaz de mejorar…
Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Maneja la diabetes naturalmenteProsperar con diabetes no es imposible, pero requiere su trabajo. La diabetes es una enfermedad muy personalizada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Iniciar sesión

¿No tienes cuenta premium?

Registro