EQUINOCCIO EQUILIBRIO ENTRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD

Equinoccio significa “noche igual”, el día que tiene la misma duración que la noche.  Momento perfecto donde La Luz y la Oscuridad se encuentran en equilibrio, y la naturaleza, como cada año, nos invita a armonizar todos los niveles de nuestra existencia.
El viernes 23 de septiembre a las 3 de la madrugada en España, fue el momento exacto en que se produjo este importante evento cósmico, donde el sol brilla directamente sobre el ecuador, 12 horas de día y 12 horas de noche. Aprovechemos este momento cósmico tan propicio para dar un nuevo salto para nuestra salud y evolución. Recordemos nuestro propósito de vida y utilicemos las herramientas que tenemos a nuestro alcance para activar todo nuestro potencial.

EL ENCUENTRO ENTRE DOS ESTACIONES: RITHU SHANDI

El espacio entre dos estaciones en Ayurveda se llama Rithu Shandi  y ofrece prácticas y rituales de curación específicos para ayudar a prepararse para el cambio, que ya está en el aire. En otoño o en primavera (según estés en el hemisferio norte o en el hemisferio sur),  esta transición o Rithu Shandi comienza una semana antes del Equinoccio y otros siete días después. Aunque solo dura dos semanas, es un período de tiempo breve, pero crítico, para asegurar nuestra salud.. Las hojas están cambiando de color,  pero aún no se han caído del árbol. Los días todavía son cálidos, pero las noches son cada vez más frescas.  El cambio se siente, se huele, está en el aire y, sin embargo, no se ha producido por completo. Porque las estaciones no cambian de la noche a la mañana, nosotros tampoco deberíamos hacerlo. Hay un proceso que está destinado a ser gradual.

SOPLANDO LOS VIENTOS DEL CAMBIO: OTOÑO – ESTACIÓN VATA

Vata o Vayu en sánscrito significa viento. Por lo tanto, no solo contiene los elementos del aire y el espacio, sino también otras cualidades que asociaríamos con el viento. Es fresco, seco, ligero, un poco quebradizo y en constante movimiento y cambio. Exactamente igual que el otoño y por eso se conoce como la estación Vata. Cuando está en equilibrio, Vata es ligero y lleno de vitalidad, con una exuberancia y un dinamismo absolutamente contagiosos. Pero, nunca es bueno demasiado de cualquier cosa, aunque sea buena. Si nos paramos a pensar:
  • Demasiada actividad lleva a no descansar lo suficiente.
  • Demasiado cambio conduce a una estabilidad insuficiente.
  • Demasiada emoción se convierte en ansiedad, y una cabeza siempre en las nubes no deja lugar para asentarse y tomar tierra.
Para mantener el equilibrio en otoño, necesitamos más energía “hacia abajo”. Necesitamos el peso del agua y el enraizar con la tierra. Necesitamos más Kapha para equilibrar este encuentro entre estaciones Pitta-Vata. El Pitta remanente del verano y el Vata creciente del otoño.

PARTICIPA EN UN PROCESO DE PURIFICACIÓN Y RECONEXIÓN

En el otoño, el equinoccio alerta al hemisferio norte de que gran parte de la energía del sol pronto disminuirá, por lo que es hora de cosechar y prepararse para los meses de invierno más fríos que siguen. Durante el equinoccio de primavera ocurre lo contrario. El hemisferio norte tiene la seguridad de que la energía del sol traerá nueva vida, comida, calor y días más largos para disfrutar, crear y prosperar. Al final del verano, tenemos la cosecha de abundantes frutos, legumbres y semillas, al igual que las últimas dosis del sol de verano rico en vitamina D. Únete a nosotros para asegurarte salud con los beneficios del verano, aprovechar las oportunidades del otoño y, lo que es más importante, ¡comenzar a prepararte para el invierno!

TIPS OTOÑALES

  • Aprovecha para recibir de 10 a 15 minutos de luz solar directa al mediodía durante los últimos días soleados de verano y principios de otoño. Todos necesitamos un suplemento de vitamina D cuando llega el invierno, ¡pero no hay nada como llenar nuestras pilas de vitamina D ahora con el suministro propio de la naturaleza!
  • Para conectar con el silencio y la paz que hay en tu interior, incluye hábitos saludables como la Meditación Trascendental
  • Come la fruta sola, conviértela en una comida si te apetece. Aprovecha a comer frutas en esta época y recuerda que son mejores si se comen solas y sobre todo si son de temporada. Durante el verano, el fuego digestivo era más débil para disipar el calor del cuerpo, pero al bajar las temperaturas se va haciendo más fuerte. Es importante obtener la mayor cantidad posible de alimentos frescos del huerto y particularmente de las ricas frutas que la naturaleza nos ofrece generosamente en esta época del año.
  • Incluye en tu dieta alimentos más pesados como cereales (sí, incluso gluten), legumbres, tubérculos (batatas, remolachas…) frutos secos, semillas ¿porqué? Pues es que a medida que disminuye la energía del sol hacia nosotros, el cuerpo responde aumentando su fuego digestivo (agni). Tener una digestión más fuerte en el invierno nos permite consumir alimentos más densos y más difíciles de digerir. Este es un principio importante en Ayurveda, donde la cosecha estacional actúa como antídoto contra la temperatura de la temporada.
  • Añade ingredientes más ricos en grasas. Si te fijas en otoño se cosechan alimentos más ricos en grasas y más densos y ricos en proteínas para comerlos en el invierno. Estos alimentos requieren un fuego digestivo más fuerte, que naturalmente se produce en invierno. Aunque esto puede parecer contrario a la intuición, es otro ejemplo de cómo la naturaleza está constantemente equilibrando los extremos.

    ¿Pensabas quizás que durante el invierno todo el cuerpo se enfría?

    Pues curiosamente, cuando el sol es menos intenso, el fuego digestivo se hace más fuerte para digerir los alimentos más densos que brindan el aislamiento necesario para protegernos del frío del invierno. Por el mismo motivo, en el verano se requiere menos fuego digestivo ya que los alimentos de temporada han sido algo pre-digeridos por el calor y la energía del sol cuando maduraron.
  • Observa como la naturaleza se desintoxica. En otoño vemos cómo las hojas se vuelven rojas y caen como un ejemplo del ciclo natural de desintoxicación de la naturaleza. En Ayurveda se dice que la acumulación de calor al final del verano sube a los árboles, secando así las hojas. A medida que el metabolismo del árbol se ralentiza en preparación para el invierno, el árbol naturalmente arroja o desintoxica sus hojas. Al igual que la naturaleza, los humanos también necesitamos desintoxicarnos para prepararnos para el invierno.

Detox otoñal :

Mira tu agenda y anímate unirte a nosotros para el nuevo Detox Harit Ayurveda desde casa. Es una desintoxicación estacional sencilla pero profunda y efectiva de dos semanas para limpiar el sistema digestivo, la linfa, el hígado, la sangre y el tejido graso. Un “reseteo”  integral para armonizar cuerpo, mente y emociones. Quiero saber más
Etiquetas
Últimos artículos
La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

A menudo se nos dice que debemos alcalinizar nuestros cuerpos para una salud óptima y, sin duda, la dieta moderna,…
La planta que rejuvenece la mente

La planta que rejuvenece la mente

En las antiguas escrituras ayurvédicas la planta Brahmi siempre se ha considerado como un rejuvenecedor del cerebro, siendo capaz de mejorar…
Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Maneja la diabetes naturalmenteProsperar con diabetes no es imposible, pero requiere su trabajo. La diabetes es una enfermedad muy personalizada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Iniciar sesión

¿No tienes cuenta premium?

Registro