El agua más saludable es alcalina, antioxidante, hidrogenada y micro-estructurada

Muchas veces pensamos que el agua es lo más sencillo que hay, que el “agua es agua”. Aprendimos en la escuela que el agua es H2O pura, incolora, inodora e insípida, pero esto no puede estar más lejos de la realidad.

¿Porqué sabemos tan poco sobre el agua? Desafortunadamente hay muy poca información respecto a la calidad y las propiedades del agua, pero al menos sabemos, y muchos por experiencia, que las propiedades del agua que tomamos pueden tener un gran impacto en nuestra energía y salud. Esto es muy importante ya que en promedio como adultos somos aproximadamente 65% agua y ésta es nuestra principal fuente de energía.

LO QUE SÍ TENEMOS QUE SABER ES QUE AGUA POTABLE NO QUIERE DECIR QUE SEA AGUA SALUDABLE.

¿Dónde quedaron las aguas milagrosas de algunos lugares privilegiados?

Todavía hay ciertos lugares donde se hace peregrinaje -ahora incluso virtual- y esperan largas colas para sanarse con sus aguas milagrosas: Lourdes (Francia), Tiacote (México), Nordenou (Alemania), Hitatenryo (Japón), Valle de Hunza (Pakistán), Delhi (India) y sin ir más lejos, aunque con menos bombo, ¡en el mismo Madrid!

Siglos atrás corrían en arroyo por Madrid las aguas, pero fueron tres de esas fuentes madrileñas que se hicieron más famosas: el Manantial de San Isidro, La Fuente el Berro y la Fuente de la Salud en el Parque del Oeste.  En la época árabe, en la que nuestra ciudad se conocía como Mayrit (madre o matriz de aguas, manantial), abundaban los arroyos, pozos o manantiales de agua, pero con el paso del tiempo estas fuentes de agua han quedado bajo tierra, quedando conectadas en la red del Canal de Isabel II, que como sabemos es la empresa encargada de suministrar agua potable a nuestra comunidad. (1)  El agua del grifo es un invento que llegó a mediados del siglo XX para la mayoría de los españoles. Sin embargo, en Madrid el Canal de Isabel II se construyó en 1851 y permitió que llegara antes el agua a todos los hogares y no solo a la nobleza.

¿Cuáles son las peculiaridades de las aguas milagrosas?

En los años 50 del siglo pasado, la comunidad científica se decidió a investigar sobre las peculiaridades de las fuentes de aguas milagrosas en todas partes del mundo.  Coincidieron que todas esas aguas milagrosas, arriba mencionadas, tenían parámetros similares:

  • Eran puras
  • No tenían químicos
  • Eran alcalinas, con pH alto
  • Eran ricas en hidrógeno activo y por tanto aguas antioxidantes
  • Eran aguas muy finas, de 6 moléculas por cada cluster (de fácil penetración, y por tanto, muy hidratantes)
  • Eran muy ricas en minerales.

Y a partir de esa investigación en Japón empezaron a fabricar un dispositivo que conectado al grifo pudiera producir un agua con las mismas bondades de las aguas milagrosas, así nació en 1973 el agua Kangen, que significa “volver al origen”.

¿Cómo se crean los mejores manantiales de agua?

Los mejores manantiales brotan como resultado de la actividad de las cavidades subterráneas que se llenan de agua recién generada o cuando el calor y la presión empujan el agua hacia la superficie. Estos mecanismos se incrementan cuando hay una abundancia de hidrógeno en el agua, lo que hace que el agua sea muy ligera y fácil de extraer contra el flujo de la gravedad.

El agua que llega a la superficie por sí sola suele llevar una mezcla equilibrada de sales minerales en forma iónica, que se comportan de manera diferente a los minerales que ya se encuentran en contacto con el oxigeno, el ozono y la atmósfera.

¿De qué depende el poder oxidativo y antioxidante del agua?

Para entenderlo hay que conocer los dos ciclos hidrológicos del agua: El ciclo reductivo bajo la tierra, el antioxidante; y el ciclo atmosférico, el oxidativo.

El ciclo atmosférico del agua (oxidativo), se produce por encima del suelo bajo la influencia del Sol, el oxígeno y el ozono. Mientras que su contraparte, el silencioso (antioxidante) ocurre en los oscuros subterráneos y es impulsado por la energía reductora de la Tierra, sus minerales y el hidrogeno activo.

Ambos ciclos son necesarios. Si el ciclo atmosférico se repitiera sin exposición al ciclo subterráneo, el agua perdería el hidrógeno activo, sus minerales y la energía reductiva (antioxidantes). Por otro lado, es importante que el agua se cargue de luz del sol y obtenga oxígeno de la atmósfera para obtener energía y así completar y reiniciar el ciclo de la vida.

La parte subterránea del proceso del agua puede tomar cientos, miles o incluso millones de años. Cuanto más largo es el viaje del agua dentro de la Tierra, más propiedades antioxidantes y fuerza de vida trae consigo a la superficie (2).

Los minerales en el agua que surge del subterráneo están en forma iónica (carga negativa con potencial óxido-reducción negativa (3). Recientemente, a través de investigaciones científicas han descubierto que podría haber hasta 5 veces más agua en la capa más baja subterránea que en los océanos (4).

Desafortunadamente, cientos de años de preparación dentro de la Tierra pueden ser anulados en pocos minutos. El agua que emerge de manantiales como agua viva, hidrogenada, mineralizada, es rápidamente despojada de su energía a medida que viaja bajo tierra a través de kilómetros de tuberías, al estar estancada, al estar embotellada en plástico y durante el tratamiento en instalaciones municipales, donde se cometen más atrocidades, añadiendo cada día más sustancias químicas.  

Cómo sobrevivir en un mar de toxinas

Queda claro que el contexto en el que vivimos actualmente en las grandes ciudades promueve la acidez y la formación de radicales libres. Se ha comprobado que más del 90% del agua que bebemos en las ciudades está oxidada, es ácida, carece de minerales y en muchos casos está contaminada por el ambiente o los petroquímicos del plástico.

Actualmente vivimos en un mar de toxinas, tanto naturales como sintéticas: metales pesados, plásticos y otros elementos derivados del petróleo y un sinfín de otros venenos que han ido ensuciando nuestro entorno desde la industrialización, hace ya cientos de años.

Nuestro estilo de vida actual promueve la acidez y la generación de radicales libres:
  • 80% de productos del supermercado promueven la acidez
  • y el 90% contienen aditivos químicos
  • 99% del tiempo estamos expuestos a radiación electromagnética de antenas de alta frecuencia, teléfonos móviles, micro-ondas, etc.

[symple_box color=”green” fade_in=”false” float=”center” text_align=”left” width=””]Por todo esto que hoy día estamos viviendo, es aún más importante cuidarse y procurar una alimentación adecuada a nuestra constitución, alcalina y rica en nutrientes, hábitos de vida saludables y una buena hidratación que nos ayude a contrarrestar la acidez y neutralizar la oxidación.[/symple_box]

El cloro: salvación y veneno  

Actualmente, el gobierno no tiene los recursos ni posibilidades para ofrecer agua de buena calidad a toda la población. La solución ha sido clorar el agua.

El cloro está lejos de ser la mejor solución para la salud, sin embargo, debemos pensar acerca del cloro con gratitud (5). Debemos recordar que el cloro y su acción anti-bacteriana es uno de los mayores regalos de la ciencia a la sociedad actual, ya que vivimos en grandes ciudades y de otra forma sería imposible abastecer de agua a tantas familias.

Sin el uso del cloro, la gente moriría al estar expuesta a numerosas infecciones devastadoras como el cólera, la salmonella y muchas más. (6)

No obstante, el cloro agregado al agua genera un exceso de radicales libres en el cuerpo y tricloraminas. Los radicales libres son cancerígenos, y causan un daño tremendo a nuestras células. El riesgo de desarrollar cáncer es 93% más alto en personas que frecuentemente beben o están expuestas al agua con cloro (7).

Por su parte las tricloraminas, generadas por el cloro, inician un proceso biológico que destruye las barreras celulares alrededor de los pulmones, riñones y las bacterias beneficiosas del intestino. En conclusión, el cloro en exceso es dañino para la salud, por lo que es un asunto que debe considerarse con atención especial.

Además del cloro, éstas son las sustancias más comunes que podemos encontrar en el agua del grifo:

  • Dioxinas: interfiere con las hormonas y afecta negativamente sobre el aparato reproductor y la inmunidad.
  • Patógenos: E. coli, bacterias, virus, …
  • Flúor: es un neurotóxico,  calcifica nuestra glándula pineal, produce hipotiroidismo y es cancerígeno.
  • Metales pesados: plomo, mercurio, sulfato de aluminio, arsénico, cadmio.
  • Polonio (sustancia radioactiva): afecta al ADN, produce mutaciones celulares y cáncer.
  • Restos de medicamentos, antibióticos y hormonas (trazas de anticonceptivos).
  • Pesticidas, nitratos, fertilizantes y agrotóxicos: se acumulan en el tejido graso del organismo y pueden durar décadas causando cáncer y otras enfermedades.

Además del problema del cloro y todas estas sustancias, incluídos los persistentes y dañinos metales pesados, más del 90% del agua que consumimos en las grandes ciudades está oxidada, esto se debe a que pasa por kilómetros de tuberías, o bien, porque la consumimos embotellada.

¿Y qué problema tienen las aguas embotelladas?

Al estar embotellada, el agua se encuentra estancada por lo que se oxida aún más y se contamina de sustancias tóxicas de los petroquímicos del plástico en el que está envasado. El agua es el líquido soluble más poderoso, es un ser vivo que tiene memoria, por lo que en cuestión de minutos obtiene propiedades de las sustancias con las que entra en contacto.

La cantidad de tóxicos desprendidos de la botella depende de factores como el tiempo que ha pasado embotellada, el pH del agua, la temperatura… Los plásticos contienen disruptores hormonales causantes del cáncer de mama, próstata y tiroides, deficiencias cognitivas, malformaciones congénitas, alteraciones del desarrollo sexual (Ej: rasgos femeninos en hombres).

La mayoría de las marcas españolas de agua embotellada contienen radioactividad, así como tóxicos y solventes. El impacto medioambiental es muy grande, una botella de un litro requiere para fabricarla cinco litros de agua.

A las grandes embotelladoras no les interesa encarecer su proceso de tratamiento de agua por lo que la mayoría simplemente “purifica” el agua (la misma que después utilizan para refrescos), privándola de minerales esenciales, haciéndola ácida y oxidándola. Otro de los aspectos negativos, es el de los miles de toneladas de plástico que se generan para envasarla y que dañan nuestro planeta.

¿Existe un agua embotellada alcalina con antioxidantes?

No, definitivamente no es posible. El agua con antioxidantes no se puede embotellar ya que, al estar en contacto con la atmósfera, en tan sólo 3 a 5 días se oxida, perdiendo sus propiedades. Es por esto, que no es posible comprar agua embotellada alcalina con antioxidantes. Mientras que la alcalinidad es más estable, los antioxidantes se pierden y por tanto el agua se oxida. Probablemente en el momento en el que se embotelló tuvo antioxidantes, pero al estar estancada y en contacto con la atmósfera, cuando por fin la bebes, ya está oxidada. Aún así, probablemente esté menos oxidada que otros tipos de agua embotellada que hay en el mercado.

Es como el zumo de naranja, el cual contiene antioxidantes únicamente durante los primeros 30 minutos después de exprimirlo, una vez pasado este tiempo, empieza a perder sus propiedades antioxidantes, enzimas, vitaminas, etc.

¿Qué es la oxidación?

¿Recuerdas qué pasa cuando partes una manzana a la mitad? …Sí, la manzana muy pronto se oxida cambiando su color a marrón oscuro. Es igual con el agua, cúanto más tiempo pasa en contacto con la atmósfera, se mantiene estancada, en tuberías o embotellada; más se oxida. Además, si está embotellada, puede contaminarse con los químicos tóxicos del plástico.

Desafortunadamente, en nuestro contexto actual, difícilmente podemos acceder a manantiales con agua de dichas características: pura, alcalina, con minerales electrolitos y antioxidantes. Por lo contrario, la mayor parte del agua que obtenemos en las ciudades es ácida, está oxidada y en muchos casos carece de minerales esenciales. Esto sumado a nuestro estilo de vida, los aditivos químicos, comidas procesadas, el estrés, la contaminación, la radiación de móviles, antenas, etc. son algunas de las principales causas de muchos de los problemas de salud.

¿Qué soluciones tenemos que estén bien recomendadas por grandes médicos y tengan certificados de calidad?

El Dr. Hiromi Shinya (autor japonés de “La Enzima Prodigiosa”, es médico especialista en salud de intestino y colonoscopia), recomienda como una buena opción usar medios eléctricos para crear agua con fuerte capacidad reductora (como el agua Kangen). Existen purificadores que ionizan y crean este tipo de agua a partir de un proceso de electrólisis usando placas de titanio bañadas en platino.

Al consumir agua con un ORP negativo (Potencial Óxido-Reducción Negativo), estás consumiendo un líquido con gran poder anti-envejecimiento y  anti-inflamatorio, que te ayudará a hidratarte mejor, equilibrar tu peso y a rendir más, tanto en tu actividad mental como física (8).

Los purificadores Kangen de iones negativos usan este mecanismo para producir agua con poder reductor, además cuando la electrólisis tiene lugar, los minerales como el sodio y el magnesio del agua se activan, por lo que son mejor absorbidos por nuestro cuerpo. Es importante tener un buen equilibrio de minerales electrolitos en el agua. Entre los minerales encontrados en el agua, el calcio y el magnesio son particularmente importantes para los seres humanos. De hecho, el equilibrio entre estos dos minerales es fundamental.

¿Qué diferencia hay con otros filtros o purificadores de agua?

Existen muchos otros filtros o purificadores de agua en el mercado, sin embargo, la mayoría filtra los minerales alcalinos del agua convirtiéndola en ácida. Hay otros que filtran el agua y la mineralizan utilizando piedras. Lamentablemente, a pesar de que prometen brindar antioxidantes al agua (un ORP negativo); se ha medido el agua de estos filtros en varias ocasiones y se encuentra oxidada. Además, este sistema de piedras, utiliza un recipiente de plástico. El agua al ser un soluble muy poderoso rápidamente se puede contaminar de los petroquímicos del recipiente.

Cuando estés fuera de casa y vayas a tomar agua embotellada, te recomendamos buscar una marca de agua alcalina con minerales electrolitos, proveniente de un manantial local, preferiblemente envasada en vidrio. Lo que debes cuidar de esta agua mineral es si ha sido envasada en PET o en plástico durante mucho tiempo, porque su poder reductor gradualmente decrece y se oxida.

Sin embargo, si toda el agua que tomas es mineral de manantial y embotellada en vidrio, resultará muy costosa en tiempo y dinero para tu familia.

Para beber suficiente agua buena todos los días y usarla hasta para cocinar, el Dr. Shinya cree que es necesario comprar y utilizar un purificador ionizador con fuerte poder reductor.

[symple_box color=”green” fade_in=”false” float=”center” text_align=”left” width=””]Hay muchas imitaciones de ionizadores en el mercado por lo que es importante que revises los certificados y las garantías que ofrecen estos equipos y que te asegures de que las placas que utilizan para la electrólisis, efectivamente sean de titanio bañadas en platino. Estos metales preciosos son resistentes a la oxidación, por lo cuál están aprobados para uso quirúrgico y por lo mismo son ideales para re-estructurar el agua, por lo que tu equipo Kangen se estima que tenga de 15-20 años de vida y hasta más si lo cuidas bien. [/symple_box]

Con agradecimiento a Uriel y Ademir Alvarado Cancino por su ebook:  “Los secretos ocultos del agua” basado en los estudios del Dr. Hiromi Shinya, experto en hidratación y salud digestiva, del  Dr. F. Batmangheldij: autor del reconocido bestseller “Los muchos clamores de tu cuerpo por el agua” y del Dr. Gerald Pollack: investigador y experto no.1 de “la Cuarta fase del agua”.

  • (1) https://venamadrid.com/madrid-y-sus-aguas-milagrosas
  • (2) Schmandt, B. Jacobsen, S. Becker, T. Liu, Z. And Dueke, K (2014). Dehydration Melting at the Top of the Lower Mantle. Science, 344 (6189), p 1265-1268
  • (3) Murakami, M., Hirose, K., Yurimoto, H., Nakashima, S. & Takafuji, N. (2002). Water in Earth’s lower mantle. Science 295, 1885-1887. Extracto online: www.sciencemag.org/content/295/5561/1885.abstract
  • (4) “La Cuarta Fase del Agua” Gerald Pollack
  • (5) F.Batmangheldij, M.D.“Los muchos clamores de su cuerpo por el agua”
  • (6) F.Batmangheldij, M.D.“Los muchos clamores de su cuerpo por el agua”
  • (7) Estudio realizado por el Consejo para la Calidad del Medio Ambiente de los EE.UU. Lance Wallace, científico de la E.P.A. de EE.UU.
  • (8) Hong, Y, Chen, S. and Zhang. J-M. (2010). Hydrogen as a Selective Antioxidant: A Review of Clinical and Experimental Studies. Journal of International Medical Research 38: 1893-1903.
Etiquetas
Últimos artículos
La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

La relación del Ayurveda con el pH del cuerpo

A menudo se nos dice que debemos alcalinizar nuestros cuerpos para una salud óptima y, sin duda, la dieta moderna,…
La planta que rejuvenece la mente

La planta que rejuvenece la mente

En las antiguas escrituras ayurvédicas la planta Brahmi siempre se ha considerado como un rejuvenecedor del cerebro, siendo capaz de mejorar…
Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Ayurveda y Yoga para prevenir y superar la diabetes.

Maneja la diabetes naturalmenteProsperar con diabetes no es imposible, pero requiere su trabajo. La diabetes es una enfermedad muy personalizada…

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Iniciar sesión

¿No tienes cuenta premium?

Registro